DISCIPLINA, collages y poema Carlos León Liquete

En esta ciudad los gusanos

no escuchan la flauta

aullan como si fueran lobos

y son reductos

de su propio miedo.

Escarban, horadan, entierran

toda cara de niño

no sea

que volvamos a recordar

la vida tal como era.

No es posible hablar

a la masa,

envuelta en sus máscaras

de cera sueña el mundo:

DISCIPLINA.