PONG

El encerramiento se convierte en un excesivo bombardeo de social media que mezcla en la misma medida drama y comedia,  chiste y muerte, amor y violencia.
Nosotros mientras, solo podemos asistir hipnotizados a nuestro propio aturdimiento.